Author - Faro de Esperanza

Posorja

Posorja es una de las cinco parroquias rurales del cantón Guayaquil. Está limitada por la parroquia El Morro, al norte; el Golfo de Guayaquil, al sur; el Canal del Morro, al este y el cantón General Villamil (Playas), al oeste.

Según la Enciclopedia del Ecuador del historiador Efrén Aviles Pino, con relación a su nombre hay varias versiones, paro la más aceptada por los pobladores y relatada por Gabriel Pino Roca en sus “Leyendas, Tradiciones y Páginas de la Historia de Guayaquil”; es la que sostiene que se deriva de una princesa aborigen que lideraba una tribu que se asentaba en esa zona, de nombre Posorja, que en lengua nativa significaba “Espuma de Mar”.

Otra tradición sostiene que su nombre se origina en épocas de la colonia, cuando en el sitio -ubicado a la entrada del canal y conocido entonces con el nombre de Punta de Arena- existía un caserío cuyos aguerrido habitantes, liderados por un patriarca llamado Posorja, combatían los asaltos que piratas del golfo intentaban cometer contra las naves que salían de Guayaquil.

Atractivos

Posorja, situada en el Canal el Morro frente a la Isla Puná en el Golfo de Guayaquil, es uno de los principales puertos pesqueros de la provincia del Guayas.

Esta parroquia rural que originalmente era un balneario de Guayaquil y en el que su población se dedicaba mayoritariamente a la pesca, es actualmente un destino turístico, cuya mayor atracción son los paseos en lancha al Islote Los Farrallones (30 minutos de distancia de mar abierto).
El lugar es digno de ser conocido, debido a la rica fauna que posee. Allí, se pueden apreciar gran cantidad de aves como garzas, piqueros, fragatas, pelícanos etc. A su vez se pueden observar delfines “Nariz de Botella”, que con su esplendor acompañaran su viaje hasta esta maravillosa Isla.

Dirección

Vía Guayaquil- General Villamil Playas (E-40). Playas-Posorja. Está ubicada a 21 kilómetros de General Villamil Playas

Fotografía e información tomada de Guayaquil es mi destino.

Read more...

Cerro El Muerto

Partiendo de Playas, se toma la vía al Morro. Antes de llegar al poblado, del lado derecho de la carretera, hay una entrada con el letrero: “La Virgen de la Roca”. Continuando por este camino lastrado se llega al área de parqueaderos. El viaje en bus toma aproximadamente dos horas y en carro particular una hora y media.

Historia

Su singular nombre de “Cerro del Muerto” se debe a una elevación rocosa natural, que según los primeros navegantes de mar afuera, al ojo humano (visto desde un punto distante), muestra el perfil de una persona acostada con las manos al pecho, a la que bautizaron como “El Muerto”. Geográficamente, el lugar no es más que un conjunto de tres cerros no mayores a los 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

La leyenda urbana dice, que era un lugar “pesado” porque a media noche, se escuchaba una banda de música que sorprendía a los poblados cercanos. También se decía que el sitio estaba “encantado” porque allí se acostumbraba a enterrar a los muertos con todas sus prendas en vasijas de barro y que a media noche las ánimas salían a la iglesia a rezar y que luego regresaban a sus aposentos.

Atractivos

Este lugar es magnífico para el turismo de aventura, ideal para realizar excursiones, camping, escaladas, ciclismo y visita al Santuario de la Virgen de la Roca. El acceso es sencillo, se asciende por escalinatas de cemento resguardadas con 15 columnas que narran con sus placas de mármol el viacrucis de Jesús. Desde esa altura se puede apreciar una vista panorámica de El Morro.

Flora y Fauna

Además, el lugar es rico en flora y fauna. En este lugar se puede observar varias especies de árboles como: algarrobo, muyuyo, cascol, aromo, ciruela, juquillo ceibo, pitajaya y algarrobos. En animales, hay gaviotas, garzas, pelícanos, cucube, piqueros y en ciertas épocas del año, lobos marinos y piqueros patas azules.

Fotografía e información tomada de Guayaquil es mi destino.

Read more...

Isla Puná

Historia

Según la enciclopedia del Ecuador del historiador Efrén Avilés, la isla Puná, fue el principal asentamiento de la antigua cultura de los Punaes, que lo conformaban bravíos guerreros considerados por el gobierno del régulo Tumbalá que resistieron a la conquista de los Incas.

La historia narra también que a la llegada de los españoles en 1532 comandados por Francisco Pizzarro, la isla era habitada por  los indios  nativos de la zona, denominados Tumbes o Punáes, que hablaban una lengua diferenciada de sus vecinos, que está prácticamente indocumentada por lo que se trata de una lengua no clasificada.

En la época de la conquista española, en Abril de 1531, se dio la Batalla de Puná, que fue un enfrentamiento encabezado por Francisco Pizarro y en el que combatieron los conquistadores españoles con los pueblos nativos Tumbes que lograron resistir el embate.

La Isla Puná, fue declarada área protegida en el 2009, ya que cuenta con 5 manglares, es una zona muy rica en biodiversidad.

Geografía

Es la isla más grande del Golfo de Guayaquil, con una superficie aproximada de 920 kilómetros cuadrados, su costa noroeste es la más próxima del continente Se originó por las acumulaciones de materiales recientes sobre un núcleo más antiguo, formado por rocas volcánicas. Ubicada en la misma embocadura del golfo, entre la punta de El Morro y la costa de la provincia de El Oro, está separada de tierra firme por el canal de Jambelí, al sureste, y por el más estrecho canal de El Morro, al noroeste.

La isla cuenta con un clima tropical seco, por influencia de la corriente del Humbolt. La localidad más importante es Puná, localizada en el noreste de la isla. La pesca es uno de sus principales recursos.
Atractivos: La isla es un lugar pintoresco habitado por pescadores y recolectores de concha. Su temporada alta es de Enero a Mayo. Es también, considerada un destino turístico por su atractivo natural y cultural que ofrece: ecoturismo, playas y zonas ricas en arqueología, debido al asentamiento humano de los Punáes, que son una población indígena de la costa que se asentó en el lugar en el siglo XV.

Fauna

Puná, es considerada como reserva ecológica por una gran variedad de avifauna como: gaviotas, garzas rosadas, garzas blancas, pelícanos, albatros, cucube, piqueros patas azules, cormoranes, golondrinas de mar, zarapitos, albatros y otras aves migratorias.

Actividades

Como distracción, se ofrece un recorrido en lancha desde Posorja, con una duración aproximada de 30 minutos. Entre los servicios turísticos que se ofrece, están: restaurantes en la playa, hospedaje eco-campamento “Catoir” ubicado en la parte alta de la población, guías nativos capacitados, señalización turística, torres salvavidas, transporte fluvial. Durante el recorrido se visitan los islotes: Farallones (rocas de gran magnitud) encontrando aves marinas como piqueros patas azules y especialmente pelícanos.

También desde Posorja, se hacen recorridos, con diversas paradas, para observar a los delfines, que muestran toda la belleza de su ballet acuático. Se visita la Isla de los Pájaros, ubicada en el brazo principal del río Guayas, donde se aprecia de cerca la belleza y colorido de las colonias de fragatas.

Fotografía e información tomada de Guayaquil es mi destino.

Read more...